lunes, 9 de diciembre de 2013


 El 9 de diciembre de 1985 se dictó la sentencia condenando a Jorge Rafael Videla y Eduardo Massera a reclusión perpetua, a Roberto Viola a 17 años de prisión, a Armando Lambruschini a 8 años de prisión y a Orlando Ramón Agosti a 4 años de prisión.  Por las características que tuvo, la condena a las juntas militares realizada por un gobierno democrático constituye un hecho sin precedentes en el mundo, que contrastó fuertemente con las transiciones negociadas que tuvieron lugar en aquellos años en Uruguay, Chile, Brasil, España, Portugal y Sudáfrica. Por ejemplo en Chile, el dictador Augusto Pinochet fue consagrado como senador vitalicio, en cambio su par argentino, Jorge Videla, fue condenado a prisión perpetua.

En el juicio Strassera realizó de viva voz la acusación pública contra los dictadores, que constituye un documento histórico y una pieza fundamental en la defensa de los derechos humanos. Entre los pasajes mas conmovedores se cuenta el cierre: “Señores jueces: quiero renunciar expresamente a toda pretensión de originalidad para cerrar esta requisitoria. Quiero utilizar una frase que no me pertenece, porque pertenece ya a todo el Pueblo Argentino. Señores jueces: Nunca más.” Le siguió un cerrado aplauso.

1902, nace Wengrow en Polonia, Ángel Rosenblat.

En 1902, nace Wengrow  en Polonia, Ángel Rosenblat.

Residenciado en Venezuela desde 1946 y nacionalizado venezolano en 1950, es reconocido como el iniciador de las investigaciones lingüísticas en nuestro país. En 1947 fundó la cátedra de Filología de la Facultad de Filosofía y Letras de la UCV. Algunas de sus obras más conocidas son: Buenas y malas palabras y Diccionario de venezolanismos.

En 1960 publica “Buenas y malas palabras”; luego, “La primera visión de América y otros estudios”, contentivo de dos ensayos que, aparte de ser amenos y nada dogmáticos, despejan un poco ese fantasma de la fragmentación lingüística de América. “Nuestra lengua en ambos mundos”.

Recoge dos ensayos sobre el castellano de España y el castellano de América, “Fetichismo de la letra” y “El futuro de nuestras lenguas”, que caracterizan el uso del español americano y la tiranía que ejerce a veces la palabra escrita sobre el lenguaje oral. “La educación en Venezuela”, publicado originalmente en 1964, es voz de alerta sobre la deficiencia de la educación, preocupación que había venido exponiendo Rosenblat desde mucho antes que Alexis Márquez Rodríguez en “Presente y futuro de la educación en Venezuela”. Sin haber nacido en esta tierra logró captar a través del lenguaje mucho de lo que algunos llaman esencia de la tierra más y mejor que tantos nativos empeñados en la novelería.

1925, a los 75 años de edad, fallece en Madrid el líder socialista Pablo Iglesias.




 Fue uno de los máximos representantes del socialismo español, su vida la dedicó a defender los derechos de la clase obrera y a asegurar su representación en el gobierno. Centró su vida en potenciar la difusión del socialismo en España, para ello, su primer paso fue la creación, en 1866, del periódico El Socialista del que fue su director.

Pero el hecho más importante de su carrera política consistió en la fundación  de dos grandes organizaciones sociales de España: el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y la Unión General de Trabajadores (UGT)


El fundador del socialismo español tenía una  producción intelectual  cuantiosa y relevante. Desde su primer artículo, "La Guerra", firmado el 5 de diciembre de 1870 en "La Solidaridad" hasta el último, "El Proletariado vencerá", aparecido en "La Libertad" el 5 de diciembre de 1925, se pueden cuantificar unas dos mil colaboraciones en numerosos periódicos y revistas de España y del extranjero. 

Entre otros, escribió "El programa de nuestro partido", "Discurso", "Las organizaciones de resistencia", "El programa socialista", "Comentarios" y "Propaganda socialista". Tras su muerte fueron editados también muchos de sus escritos, como "Exhortaciones a los trabajadores", "Páginas escogidas", "Reformismo social y lucha de clases", "El Partido Socialista" y las reformas sociales" y "Antología crítica". Este conjunto convierte a Iglesias en uno de los mejores propagandistas, con la palabra y la pluma, del ideario socialista.

1824 en la Pampa de la Quinua, en Perú, se libra la Batalla de Ayacucho.

En 1824 en la Pampa de la Quinua, en Perú, se libra la Batalla de Ayacucho, entre el Ejército Patriota y las tropas realistas comandadas por el Virrey José de la Serna.

Los patriotas contaban con un ejército de cinco mil seiscientos hombres aproximadamente, bajo el mando del General Antonio José de Sucre, mientras que los realistas sumaban cerca de nueve mil quinientos soldados.


A la mañana del 9 de diciembre los realistas iniciaron el ataque, Sucre abordó en su operativo a los grupos de Monet y Villalobos, del frente contrario, que aún no habían entrado en combate; sus reservas le permitieron defender el contraataque, hasta que los realistas imposibilitados pidieron una capitulación que abrió el camino para la liberación del Perú.

Esta batalla significó el capítulo final para lograr la completa independencia del Perú y de toda América del Sur. El general Antonio José de Sucre fue honrado con el título de Mariscal de Ayacucho y Benemérito del Perú.


En honor y reconocimiento a los combatientes independentistas de la batalla, se construyó en el lugar de los hechos, un obelisco en conmemoración a la batalla.
Este se encuentra actualmente ubicado en el Distrito de Quinua, Provincia de Huamanga. A 37 Km. al noreste de la ciudad de Ayacucho, a 3300 msnm.



1758 nace en Caracas María de la Concepción Palacios y Blanco, madre del Libertador Simón Bolívar.

En el año de 1758 nace en Caracas María de la Concepción Palacios y Blanco, madre del Libertador Simón Bolívar.

Nació en Caracas el 9 de Diciembre de 1978, era de tez blanca, ojos y cabellos oscuros. Se le conoció como mujer noble, bondadosa e inclinada hacia la justicia e igualdad. Murió cuando tenía tan solo 34 años de edad de Tuberculosis, o tisis, como se le llamaba en aquella época.

Murió a los 34 años, cuando el pequeño Simón contaba con 9 años de edad. No existen documentos ni retratos de ella, pero crónicas de la época la describen como una mujer educada y sociable, dedicada por entero a sus obligaciones familiares.

1641 muere en Londres el pintor flamenco Antonio van Dyck, quien es considerado el padre de escuela de la pintura holandesa.

En el año de 1641 muere en Londres el pintor flamenco Antonio van Dyck, quien es considerado el padre de escuela de la pintura holandesa. De estilo refinado y elegante, logró la creación del llamado “retrato inmortal” que se convirtió en modelo para la pintura occidental.

 En el panorama del siglo XVII flamenco, Van Dyck es el pintor más destacado después de Rubens, con quien no rivalizó porque ambos artistas se movieron en campos distintos: mientras el último se centró sobre todo en la pintura religiosa y mitológica (aunque cultivó todos los géneros), Van Dyck se especializó en el retrato, y por sus retratos se le recuerda, a pesar de ser también autor de otro tipo de obras.

La estancia en Italia influyó en la evolución de su estilo, que se hizo menos barroco, de composición más clasicista. Gozan de merecida fama los numerosos retratos que realizó de los aristócratas genoveses, a los que muestra como hombres orgullosos y seguros de sí mismos, a veces en interiores y a veces sobre fondos de paisaje. De su estancia en Italia se conserva también un interesante álbum de esbozos, que recoge sus impresiones del país.

De sus primeros años en Amberes datan los poderosos dramas religiosos La Coronación de espinas, El Prendimiento de Cristo y La serpiente de metal, así como la lírica imagen de los Desposorios místicos de santa Catalina. Están también el estudio de San Jerónimo penitente (1618-1620) y la conmovedora Piedad (1620). Santa Rosalía fue pintada en Palermo. 

El retrato de cuerpo entero de Policena Spínola, marquesa de Leganés, hija de Ambrosio Spínola, el comandante en jefe de las fuerzas españolas en los Países Bajos, fue pintado hacia 1626 en Génova. Los retratos El pintor Martin Ryckaert, El músico Enrique Liberti, El grabador Paul du Pont? y el joven con un archilaúd datan de alrededor de 1630, tras el regreso de Van Dyck de Italia a Amberes; el del príncipe Federico Enrique de Nassau, de su breve paso por La Haya en 1631. 

El conde Enrique de Bergh era uno de los generales flamencos al servicio de España, y el pintor lo retrató poco antes de partir para Inglaterra en 1632. El cardenal-infante don Fernando de Austria posó para él durante la estancia en Flandes de 1634-1635. En Londres están ejecutados el notable retrato doble del propio pintor con su buen amigo el cortesano católico Endymion ­Porter, el de Diana Cecil, condesa de Oxford, y la imagen, de soberbia vivacidad, de la mujer del pintor, María Ruthven, y dama de compañía de la reina.
 

1579 nace en Lima, Perú, el primer Santo mulato de América, Martín de Porres.

En 1579 nace en Lima, Perú, el primer Santo mulato de América, Martín de Porres, hijo de un blanco español y de una negra africana.

Por ser mulato fue despreciado en la sociedad de la época. Aunque estudió para ser cirujano, consagró su vida a ayudar a los más necesitados. Fue monje en el monasterio dominico del Santísimo Rosario e ingresó en la orden nueve años después. Con el correr del tiempo, Martín fue ganando fama, entrando en la imaginería popular.


El 2 de junio de 1603 San Martín de Porres se consagra a Dios por su profesión religiosa. El P. Fernando Aragonés testificará: “Se ejercitaba en la caridad día y noche, curando enfermos, dando limosna a españoles, indios y negros, a todos quería, amaba y curaba con singular amor”. La portería del convento es un reguero de soldados humildes, indios, mulatos, y negros; él solía repetir: “No hay gusto mayor que dar a los pobres”.

San Martín de Porres ve confirmado en su persona el Evangelio: “El que se humilla será ensalzado”. Este hombre que sintonizaba con la oscuridad de su piel y que disfrutaba en Dios al verse humillado y postergado, pasados los siglos será un Santo que centre en su persona los dos continentes: Europa y América, San Martín es querido por todos, invocado por ricos y pobres, enfermos y menesterosos, por hombres de ciencia y por ignorantes. Su imagen o su estampa va en los viajes, está en las casas y en los hospitales, en los libros de rezo y en los de estudio. Todo porque fue humilde, obediente, y, como dijera Juan XXIII, “Es Martín de la Caridad”.