martes, 17 de marzo de 2015


 Hoy se cumple un aniversario más 
 de la 
 masacre de My Lai
Una cruel y salvaje matanza organizada por el país más "civilizado" del planeta, el imperialismo norteamericano, los EEUU.
El 16 de marzo de 1968 una compañía del Ejército de los Estados Unidos asesinó a medio millar de lugareños. La mayoría eran ancianos, mujeres, niños... y bebés.
En la guerra de Vietnam (1965-1975) murieron unos tres millones de personas, 58.022 de ellas estadounidenses. Fue la guerra del napalm incendiando la exuberante selva del país asiático y del agente naranja, el cancerígeno herbicida con el que los Estados Unidos pretendían defoliar los bosques en los que se refugiaba el comunista Viet Cong y que provocó cáncer y malformaciones a cientos de miles de vietnamitas. Fue también la guerra de las misiones de «búsqueda y destrucción», que buscaban prioritariamente la muerte del mayor número posible de civiles. Eran las ocho de la mañana cuando la Compañía Charlie entró en la aldea de My Lai en una de estas operaciones.

domingo, 15 de marzo de 2015

Político, pedagogo y poeta, el margariteño Luis Beltrán Prieto Figueroa encarnó una propuesta de humanismo democrático y fue de los primeros autores que en Venezuela comenzó a reflexionar y a plasmar en sus libros un ideario revolucionario.
Este sábado 14 de marzo se cumplen 113 años de su nacimiento en La Asunción, municipio Arismendi, y es inevitable recordar su vida, dedicada a la docencia, la política y la literatura.
De acuerdo con los planteamientos de Prieto, es deber de la nación educar a la población. Por eso enfatizaba que la educación es una vía para formar a una sociedad “libre, democrática, justiciera y socialista”.
La situación alarmante que reinaba en la educación venezolana en las primeras décadas del siglo XX lo llevó a impulsar su tesis del Estado Docente.
“El Estado interviene, por derecho propio, en la organización de la educación del país, y orienta, su doctrina política, esa educación. Depende la orientación de una escuela de la orientación política del Estado. Si el Estado es nazista, la escuela es nazista. Si el Estado es falangista, la escuela es falangista. Y si el Estado es democrático, la orientación de la escuela necesariamente tiene que ser democrática”, expresó Prieto en 1990.
Fue tan grande su dedicación a la docencia, que Prieto Figueroa fue fundador y primer presidente de la Federación Venezolana de Maestros; también fue ministro de Educación, fundador del Instituto Nacional de Cooperación Educativa (Ince), así como creador del partido Movimiento Electoral del Pueblo (MEP), entre otros legados.
“Prieto hizo de Venezuela un aula. Entendía que la educación es un proceso inacabado que comienza con el nacimiento y termina con la muerte. Es el gran modernizador de la educación en América Latina. En Venezuela podemos decir que absolutamente todo de cuanto progresista tiene el sistema educativo es obra de Prieto. Incluso, al revisar los logros últimos de la revolución venezolana, se nota su presencia como educador”, expresó a la Agencia Venezolana de Noticias el sobrino del insigne personaje y presidente del Instituto Autónomo de Servicios de Biblioteca y Tecnología de la Información de Nueva Esparta, Leopoldo Espinoza Prieto.
La obra literaria del maestro Prieto Figueroa es también extensa e incluye abundante poesía. Al respecto, el sector cultural del estado Nueva Esparta celebró recientemente que 21 años después de su desaparición física, Prieto Figueroa haya demostrado su vigencia al obtener del Premio Nacional del Libro por el poemario Soy tu voz en el viento.
“Vivir, sin duda, es más importante que leer, pero leer ayuda a vivir la plenitud, contribuye a hacer la vida más hermosa, más amplia, más generosa”, escribió el margariteño en su publicación La Magia de los Libros.
113 años después, la sensibilidad y humanismo de Luis Beltrán Prieto Figueroa, traducidos en docencia, política y lucha gremial son un legado imborrable no sólo para el pueblo neoespartano sino para toda Venezuela.